A las zapatillas minimalistas las conduces tú: no son mágicas

3 respuestas 01-11-2015, Pablo Arqued
FacebookGoogle+Twitter

En el plazo de una semana, he coincidido corriendo con dos colegas que corren, casualmente, con las mismas zapatillas. Las de la imagen. Yo también las tengo, pero a penas las uso, pues corro con sandalias. Uno, lleva alrededor de un año con zapatillas sin drop y de suela más o menos fina; el otro, a penas un mes. Pues bien: ambos siguen talonando ligeramente, lo que a mi entender les llevará, más pronto que tarde, a la típica lesión que les hará renegar de correr ‘like a human’, esto es, a la manera en la que el hombre corre cuando el calzado moderno no le ha atrofiado los músculos del pie y le ha modificado su movimiento natural.

zapatillas minimalistas new balance minimus

El primero, además, tiene unas vivobarefoot (zapatillas que me encantan), pero dice que le parecen muy duras, y que no le va bien correr con ella. Y no me extraña, porque a poco que talones, necesitas suelas algo más blanditas, como las de New Balance. Es decir, como sigue pisando ligeramente con el talón, le duele al correr con zapatillas más duras y resistentes. Lamentablemente, esto es más común de lo que cabría pensar. Si la zapatilla es blanda, el corredor pierde sensibilidad de la dureza del suelo, lo que le lleva a no pisar bien, a talonar, y a símplemente maquillar la técnica que tenía con zapatillas amortiguadas.

El segundo corredor, que sólo lleva un mes, como decía, ya ha sufrido una metatarsalgia. Una lesión más y echará sapos y culebras por su boca sobre el correr natural. Su problema es complementario al del primer corredor. Veréis: es muy común que los corredores sigan al pie de la letra lo de correr de puntillas. Y se fuercen a correr excesivamente de puntillas. ¿Y qué les ayuda a pasarse? Esas suelas blanditas, por muy finas que sean. Pierden la sensibilidad, fuerzan el gesto, alargan la zancada innecesariamente y se lesionan por pasarse. ¿Y que ha hecho este corredor? Meter en sus zapatillas sus viejas plantillas a medida, almohadilladas en los metatarsos, y que le separan aún más de suelo. Por eso el día que me lo encontré iba talonando ligeramente…

Las zapatillas minimalistas no corren solas, y si bien te pueden ayudar a no talonar, no te van a regalar una gran técnica de pisada como por arte de magia. Haz ejercicios de fortalecimiento de pie, ve muy poco a poco y lee sobre correr minimalista (a fondo) o pregunta a corredores y entrenadores experimentados. Por cierto, al correr descalzo es imposible talonar de forma exagerada. Tampoco se puede forzar el gesto en exceso al pisar con los metatarsos. Porque la sensibilidad de los pies aumenta y el contacto con la tierra te da toda la información que tu cerebro necesita para pisar bien.

Recuerda: caer primero con el metatarsos ni significa que luego no toques con el talón: Y es que debes relajar la pisada y dejar que el talón toque el suelo.