Si te saltas días de tu plan de entrenamiento… olvídate de ellos

Deja una respuesta 05-08-2013, Pablo Arqued

Entrenamiento no hecho, entrenamiento perdido. Esta máxima es otro de esos clásicos del manual del corredor de fondo. Y entiendo que de cualquier deporte en el que se tiene el objetivo de participar en una prueba el día D a la hora H. A pesar de las posibles connotaciones negativas que pueda rezumar debido al ‘no’ y al ‘perdido’, la única lectura que se le debe dar es positiva. Porque gracias a esta ley, sí escrita, se evitan lesiones.

zapas_aire

Ya, que no has podido correr un par de días por trabajo. Normal. Ah, que has cogido una gastroenteritis en la fiesta del cumpleaños de una amiga y no has podido hacer una semana entera de tu plan para el maratón de Madrid MAPOMA. Pasa en las mejores familias. No importa. Lo que debes hacer es pasar de esos días que no has hecho. Es decir, no debes retomar el plan por donde lo dejaste. Debes hacer lo que te tocaría hacer el día en el que estás, olvidándote de lo que no has podido hacer.

La gente, frente a estas cosas, asegura que sólo hay que seguir el sentido común. Y es precisamente eso lo que escasea. En la vida en general, digo. A ver, lo cierto es que a cualquiera se le ocurriría retomar el plan por donde lo dejó. De hecho, en el colegio se guía a los niños a hacer eso cuando suspenden. Recuperar lo que no han hecho.

Aléjate de la lesión

Recuperar el tiempo perdido es uno de esos imposibles filosóficos. Incluso, científicos. Si aplicamos eso a correr se traduce de la siguiente forma: 1º Estás acostumbrado o acostumbrada a entrenar un número de días por semana. 2º Así que ¿vas a intentar añadir más días para hacer lo que no has hecho? 3º Es más, en el caso de que hayas estado malo o lesionado, ¿crees que vas a ser capaz de correr más días que antes de estar lesionado, así, de golpe? 4º Si te has saltado tres días, dos de series y otro de rodaje, ¿crees que serás capaz de hacerlos seguidos junto con los que deberías estar haciendo el día en el que estás sacrificando días de entrenamiento o pasando a doblar (correr dos veces en el día) de golpe? La respuesta es no.

Último consejo: es mucho mejor llegar a una carrera habiendo entrenado de menos, que habiendo entrenado de más. Los que entrenan de más, de hecho, no suelen llegar a las carreras.