Requiem por las Nike Zoom Elite 5

Deja una respuesta 19-11-2013, Pablo Arqued

Tras muchos años corriendo, posiblemente sean las zapatillas que más me han convencido de todas las ‘normales’ que he tenido. Es decir, de las que he tenido con una amortiguación media. Así, son las Nike Zoom Elite 5 descendientes de aquellas primeras Zoom Élite que nacieron hacia 1999, que ya entonces eran espectaculares. Casi dos mil kilómetros después todavía se les puede dar uso, más por asfalto, pues los tacos de la zona del metatarso han desaparecido por el desgaste. Ya. Que los ‘expertos’ recomiendan un número de kilómetros menor… Bueno, una de sus funciones es la de promover la venta de zapatillas, la cual se han adjudicado casi totalitariamente por encima de las otras: aconsejar sobre ergonomía de carrera, promover el buen uso de las mismas.

nike_zoom_perfil

Volvamos a las zapatillas. Todavía les queda vida, pero no quería dejar la oportunidad de hacerles un homenaje en vida. Con un perfil con la suela algo combado para promover la pisada de medio pie o metatarso (este tipo de diseño, en realidad, no sólo se les ocurrió a Skechers, si bien en esa joven e innovadora empresa le llamaron de otra forma para patentarlo), tienen una ligereza espectacular.

nike_zoom_atrasSon polivalentes. Se adaptan a todo tipo de superficies, pero exigen tierra para ser capaces de dar el máximo. Vendrían a ser unas zapatillas rápidas. Siempre me ha encantado esta expresión tan utilizada en esas reviews de calzado infinitas (más de cuatro párrafos es ETA) que nunca he conseguido leerme enteras por puro aburrimiento. El motor lo lleva el corredor. Me explico: agarran a la perfección en ritmos inferiores a 4’/km en caminos de parques. Y en 3’30”/km siguen sin derrapar.

El talón, sin gastar, y las zapatillas, sin inclinar

nike_zoom_talonNunca he llegado a poner nombre a las zapatillas. Nunca he sentido pena al donarlas, reciclarlas o colgarlas en los cables del teléfono o de la luz a la manera en la que lo hacían los pandilleros en el Bronx. Pero estas tienen algo de especial. Son las que empecé a utilizar cuando ya había cambiado la forma de pisar, pasando de ser talonador a metatarseador (todo el mundo tiene un pasado). Eso: antes de calzármelas, corrí descalzo o con minimalistas, y una vez que cambié mi forma de pisar, volví a estas zapas normales, alternándolas con carreras con el pie desnudo o sin amortiguación, que es lo que hago ahora. Así, son estas NIike el ejemplo de que con unas zapatillas normales se puede pisar bien. La prueba, el talón de las mismas con prácticamente ausencia de desgaste. O la fotografía vista desde atrás, en la que se ve que cuando no se talona, no hay vencimiento hacia los lados.

Pero tengo un plan para que vuelvan a nacer, y el cual os recomiendo si sois de los que gastáis zapatillas ‘normales’: Resucitarlas en alguno de los outlets que hay por internet.

nike_zoom_elite

 

Nota: Supe de la existencia de esta revisión de las Zoom Elite en una sesión de técnica de carrera regalada por ‘Easy Running’ con Luis Javier a la cabeza (ex recorman español de 800) en la que el ‘artista’ invitado era el gran corredor Luis Miguel Martín Berlanas, hombre Nike, actual recorman español de 3.000 obstáculos y, a mi juicio, uno de los mejores atletas de la historia en esa prueba (y no sólo por estar entre los 20 atletas más rápidos en esa prueba de siempre). Éste las llevaba puestas. Y en sus piernas, sin duda, fueron todo un reclamo.