“Arropamos al corredor y a su familia en los viajes a carreras por todo el mundo”

Deja una respuesta 10-11-2013, Pablo Arqued

En plena crisis económica, todavía hay valientes que siguen animándose a abrir nuevos negocios. Uno de ellos es Glenn Martin. Neoyorquino de nacimiento y madrileño de adopción, acaba de inaugurar una agencia de viajes, Endeavor Travel & Sports, especializada en correr y otros deportes, después de haber llevado a mil y un corredores a pisar los asfaltos de las ciudades con más renombre del mundo. Tiene dorsales para (casi) todas las grandes carrera del planeta, con distintas opciones de precios según hoteles. Boston, Nueva York, Chicago, París… Su valor añadido, que los corredores no se sientan solos, ni tampoco sus acompañantes. Entrevista.

endeavor_zap

Pregunta. A estas alturas ya sabemos que el running cada vez tienes cada vez más adeptos. Y el turismo para hacer running ¿También? ¿Cómo notó que está en crecimiento?

Respuesta. Cuando viajo con los corredores lo veo y lo veía. Cada vez te encuentras más grupos que van por su cuenta. He ido viendo este aumento durante los últimos 8 años, tiempo que llevo dedicándome a esto, pues era socio fundador en otra agencia. La cosa es que tenía mis propias ideas y quería llevarlas a cabo sin obstáculos.

Empecé como terapeuta; soy osteópata y masajista deportivo y la mayoría de mis pacientes eran corredores. Tuve la oportunidad de empezar a acompañar a grupos de corredores en sus viajes Muchos eran pacientes míos.

P. ¿Corres?

R. Yo corro aunque no soy maratoniano y me da mucho satisfacción ser el “equipo de apoyo” de los que van a correr fuera. Creo que es una extensión de ser terapeuta: que me encanta ayudar a la gente a lograr sus metas. Incluso en muchos de los viajes cuando la gente ha tenido problemas físicos antes del maratón me he prestado para solucionarlos.

P. No muchas, pero creo que hay otras agencias en España que venden también viajes a carreras ¿Cuál es el valor añadido de Endeavor?

R. Todas las agencias en este campo hacen una buena labor. El valor que añadimos nosotros es el cuidado que ofrecemos al corredor y su familia. Les arropamos. Un corredor, aunque sea veterano, está bastante nervioso antes de un maratón y aún más en un país extraño. Lo que hacemos es permitir que el corredor pueda concentrarse en lo suyo: correr. Si hay algún problema o complicación estamos allí para solucionarlo. Los deportistas profesionales tienen sus equipos de apoyo. Aunque el corredor popular no es un profesional, muchas veces está dedicando tantas horas y disciplinas al entrenamiento como ellos…. ¿No merece un poco de apoyo? .
Además, como hemos ido a muchos maratones varias veces, conocemos los entresijos tanto de la organización como del lugar. El cliente puede aprovechar esa experiencia para saber desde cómo se recoge el dorsal hasta que restaurante elegir para cenar después de la carrera, por ejemplo.

P. La verdad es que a estas agencias se les echa en falta un apoyo directo al corredor el fin de semana de la carrera, una vez que llegan la lugar…

R. Lo básico es que elegimos hoteles con servicios extras muy cómodos para los corredores. Pero más allá de eso, cada tour operador tiene su forma de tratar a los clientes y de crear el mejor ambiente posible. Creo que a los corredores les gusta conocer a otros corredores, compartir historias, comparar experiencias. Aparte de ofrecer a mis clientes calidad de servicios en el hotel, los traslados, etc… a mí me gusta crear un ambiente de comunidad, de camaradería, situaciones que favorecen ese tipo de intercambio. Se hacen muchas amistades en los viajes, igual que en los entrenamientos.

P. ¿Cuál es la carrera más lejana de Madrid o España a la que nos puedes llevar?

R. Bueno, estoy preparando el Outback Marathon en Urulu, en Australia. ¡Un sitio complicado al que llegar!

P. ¿Y la más rara?

R. En mis planes está conseguir plazas para el Maratón de la Antártida aunque creo que con el frío que hace… ¡no les acompañare!

P. ¿Y la más dura?

R.  Hay una que algunos amigos querían que organizara pero todavía estoy en ello. Es un maratón en una mina de sal a unos centenares de metros debajo de la tierra. En realidad, el de la Antártida y la mina, ambos sirven para ser las más duras y raras.

P. Veo que en su web anuncia dorsales para Boston, para la que será la primera edición tras el terrible atentado ¿El miedo puede frenar la participación?

endeavor_glenn

R.  Al contrario. El año pasado, después de la tragedia, los corredores estaban más enfadados que asustados y al día siguiente muchos ya dijeron que participarían en el 2014. De hecho, el Maraton de Boston ha tenido que añadir 9.000 dorsales, algo que no han hecho en años, para acomodar a todos los corredores que no pudieron terminar la carrera en 2013 pero que querían repetir. Los corredores son muy particulares: están acostumbrados a la adversidad, al dolor, a las lesiones… no se encogen cuando hay una amenaza. Aman su afición y la defenderán siempre.

P. ¿Qué ambiente se espera encontrar?

R.  Va a ser una edición inolvidable, igual que la del bicentenario. Todo Boston, todo Massachussets, todo EE.UU, va a estar allí, si no con el cuerpo, con el alma.

Creo que va habrá un número récord de espectadores porque mucha gente de fuera de Boston va a asistir para dar su apoyo. Tengo primos en Nueva York que van a viajar hasta allí simplemente para animar a los corredores. Va a ser emotivo, como el renacimiento del Ave Fénix. Yo tengo la suerte de tener dorsales y de poder llevar un grupo. Estaremos allí.

“Los cinco grandes maratones: Boston, Nueva York, Londres, Chicago y Berlín”

P. ¿Qué cinco carreras del mundo debería correr un corredor y por qué?

R. Los cinco serían Boston, Nueva York, Londres, Chicago y Berlín. Tiene muchos corredores y muchos espectadores y eso, para el corredor, es vital. Las ciudades viven el maratón como un evento propio, paralizando la vida normal, cortando las calles, etc…Dan al corredor prioridad e importancia.

Me gustan Berlín y Chicago porque la llegada y salida están en el mismo centro de la ciudad. A 10 minutos a pie de los hoteles. Los corredores no tienen que perder tiempo por la mañana desplazándose. Pueden dejar el hotel una hora antes de la salida y no tener problemas. Son dos ciudades preciosas, limpias, con gente muy educada y cívica. Las salidas están muy bien organizada. No tardas nada en empezar a correr en cuanto empieza la carrera.

Boston también está bien organizado y como es una ciudad universitaria tiene mucha gente joven animando. El recorrido tiene su dificultad, especialmente en Heatbreak Hill. Para conseguir un dorsal tienes que tener una marca muy buena o viajar con un tour operador como nosotros. Eso hace que los corredores que participan tengan mucho nivel, sean los más preparados del mundo. Eso es un plus. Además, el día del maratón es festivo en el estado de Massachussetts, así que hay un verdadero ambiente de fiesta.

Londres no es un recorrido tan llano como Chicago o Berlín. Tampoco es tan duro como Nueva York o Boston. Hay mucha animación y como los londinenses están acostumbrados a que llueva, no importa que caigan unas gotas, las calles se llenan igual. Van con sus paraguas a animar a los corrredores. Probablemente es la mejor organizada de estas 5 carreras. Solo un ejemplo: hay bobbies (policías británicos) con guantes de látex ofreciendo a los corredores vaselina a lo largo de todo el recorrido…

Pero como neoyorkino tengo que decir que, el de mi ciudad, es el mejor maratón del mundo. Los corredores de fuera han visto Nueva York tantas veces en el cine o en la tele que cuando corren sienten que ya la conocen. El ambiente es alucinante…he visto hombres serios y adultos romper a llorar en los hombros de sus familiares cuando paran para darles un abrazo en el punto de encuentro. La sensación que tiene un corredor popular cuando camina por Nueva York el día después del maratón, con la medalla puesta, es irrepetible. La gente les para felicitarles y saludarles. Aquí el corredor siente el respeto que realmente merece su “Endeavor”, su esfuerzo para conseguir una meta.

P. Además de viajes, veo que tiene pensado crear un club. Sin duda, su situación, al lado de la Casa de Campo, le ayudaría a convertirse en centro de reunión de corredores…

R. Sí, muchos corredores populares de los barrios de alrededor que me conocen como vecino y terapeuta me han pedido que organice un club.
Nuestra situación, en frente de la Casa de Campo, nos favorece, claro. Apostamos por eso, por crear una comunidad.

P. Para finalizar, diles a todos esos corredores que se montan por su cuenta los viajes para correr qué ventajas tendrían al hacerlo con Endeavour Travel and Sport

R. Como dije al principio: permitimos a estos corredores concentrarse en lo suyo: CORRER. Nosotros nos preocupamos de lo demás. Así exprimen al máximo su experiencia.