Madrugar en El Retiro (II): Dani, el ‘supertalonador’

4 respuestas 20-06-2013, Pablo Arqued

“¡¿Qué pasa, Pablito?!”. Siempre me recibe Dani con energía, casi siempre acompañado por Alberto, en invierno noche cerrada, hacia las siete menos cuarto en el noble parque madrileño. Su ritmo sin prisa pero sin pausa, esto es de cuatro a cuatro minutos quince segundos el kilómetro, te invita a dejarle marchar si ese día no tienes el día o a esconderte y huir de él inexorablemente cuando te toca rodar flojo. “¡Venga, venga, no te quedes, que te he visto a ritmos mucho mayores llevarme jodido!”, suele decir, divertido y (muy) sobrado ese corredor de cuarenta y tantos con una planta propia de una escultura de Giacometti y un estado de forma que envidiaría un superhéroe.

talonador

Y le ves correr talonando con zapatillas hiperamortiguadas, casi con técnica de marcha, un antikeniata que termina con sus mallas impolutas sus rodajes al no salpicar, ni si quiera en el barro. Siempre corre (o monta en bici de carretera o nada) en ayunas y nunca, bajo ningún concepto, estira después de hacer ejercicio. Ni antes, claro. Tampoco complementa sus semanas con ejercicios de técnica de carrera ni con gimnasio, ni siente la necesidad de hacer series. Tampoco de recibir masajes de descarga ni de depilarse. En los últimos 8 años no se le conocen lesiones que le hayan hecho parar. Como ahora no está “tan bien como antes”, terminó MAPOMA 2013 en 2 horas y cuarenta y cuatro minutos. Pero en su haber tiene por maratones de toda España varios ‘dos treinta y cuatro’, otros tantos ‘dos treinta y cinco’, y así, subiendo minuto a minuto hasta ‘dos cincuenta y uno’, marca que hace cuando ‘pincha’. No sabe ni quién es Kilian Jornet, ni Carles Castillejo. Chema Martínez como que le suena, pero ni de suerte sabe que ganó a un autobús. Dani, sin duda, es de Kripton. La Marvell no tendría problemas en comprarle los derechos para lanzar el cómic : Dani, el ‘Supertalonador’. A su edad, dice, no va a cambiar. A mí nunca se me ha ocurrido ponerle la cabeza como un bombo con mis cosas de técnica de carrera y demás. ¿Para qué?