Lo que las marcas no dicen: Hazte plantillas para correr (o corre sin zapatillas)

17 respuestas 13-04-2013, Pablo Arqued

Nadie prona o supina igual con un pie que con otro. Esto es que nadie ‘inclina hacia dentro’ o ‘hacia afuera’ al pisar un pie igual que el otro. A pesar de ello, las marcas de zapatillas se empeñan en crear modelos para pronadores o supinadores que ‘afectan’ a los dos pies por igual. Ya. Que a ti te han ido bien esos modelos. Bueno, hay fumadores compulsivos que llegan a vivir muchísimos años. Pues eso, que siempre hay excepciones. Las menos. En mi opinión, lo recomendable es que te hagas unas plantillas a medida y las combines con unas zapatillas neutras. Otros dirán que lo mejor es que te pases al minimalismo y que pases de zapatillas, pues cuando han hecho eso han dejado de sufrir lesiones que creían crónicas. Y es que hay más casos de los que parece. En fin… vayamos por pasos. O por zancadas.

supiprona
Las plantillas a medida ayudan a reducir las lesiones. De rodilla, de cadera, de tobillos, fascitis, dolores de espalda, sobrecargas… siempre que estén bien hechas. Serán el complemento perfecto a tus zapatillas, siempre de pisada neutra. Huelga decir que si no tienes problemas es que no necesitas plantillas. Y que si te van bien un tipo de plantillas, en principio no debes hacerte otras de diferentes características.

¿Y a qué podólogo ir? las diferencias están en los materiales que utilizan para fabricarlas. También en que los hay especializados en atletismo que, además de hacerte andar y observar la presión de tus pies parado, te ponen a correr en cinta. Salvo estos últimos, el resto utiliza programas de ordenador más o menos similares con los que complementan su conocimiento.

Técnica de carrera vs. plantillas

Por mi experiencia los últimos años, tiempo en el que si bien no he hecho estudios científicos sí que he preguntado a un buen número de corredores al respecto, creo que puedo afirmar que los beneficios que dan las plantillas a medida son inversamente proporcionales a la técnica de carrera que se tenga. Es decir, cuanto más se entra de talón, más beneficios obtendrás de las plantillas y cuanto menos pises de talón, menos capacidad de ayuda te proporcionarán.

La afirmación anterior, y sus gratas experiencias, está relacionado con que los seguidores del barefoot o minimalismo hagan especial hincapié (me encanta esta palabra en estos casos) en su divulgación: cuando dejas de usar, poco a poco y siguiendo unas pautas, las zapatillas con mucha amortiguación de talón tu técnica va mejorando y las lesiones, incluso las ‘cronificadas’, van desapareciendo. En muchos casos.

Dismetría entre piernas

La cosa no siempre es así cuando se tiene una dismetría en una pierna mayor de 5 milímetros. No he encontrado mucha información al respecto. Sí bastantes ejemplos a mi alrededor. De nuevo puntualizo: hay gente que ha logrado que su cuerpo se adapte a correr con una pierna más larga que la otra, pero no es lo normal. Así que opino que si no se corrige esa diferencia entre piernas y se usan zapatillas tradicionales o se vaya descalzo, a medio plazo se sufrirán problemas.

El no corregir tu dismetría será casi como darte un tiro en el pie.

Puntos importantes:

  • Si tienes lesiones frecuentemente acude a un podólogo
  • Para saber si tienes una dismetría en una pierna, acude a un osteópata, fisio o a un traumatólogo
  • Si te haces plantillas, recuerda adaptarte a ellas poco a poco
  • La técnica de carrera es muy importante para ayudar a pisar mejor
  • Prueba a correr descalzo alguna vez. Y si decides hacerlo siempre, consulta esta guía de zami.es