La ‘penúltima’ de amortiguados y minimalistas

Deja una respuesta 18-03-2014, Pablo Arqued

Seamos realistas. Raro es el tipo o la menda que en occidente que cuando empieza a correr lo hace descalzo/barefoot o con minimalistas. Y es que en los países del primer mundo siempre se empieza a trotar con zapatillas con amortiguación y mucho drop. Otra cosa no nos entra en la cabeza. Nuestra cultura, nuestros hábitos, nuestro mal denominado ‘sentido común’ nos lleva a ello. Y sólo con el tiempo, pronto o tarde y un buen número de lesiones mediante, algunos corredores prueban el minimalismo Y lo adoptan de aquí a la eternidad.

minimalismo_amortiguacion

Pero sigamos siendo realistas y huyamos de la demagogica: lejos de lo que mantienen algunos ‘guruses’ amortiguados de tendencia talibanesca, no son los corredores que no llevan amortiguación unos iluminados. Porque no llegan a tomar la decisión de desamortiguarse por un brote psicótico o un golpe en la cabeza tras caerse del caballo, como San Pablo. La decisión siempre está meditada y estudiada.
Si un corredor con zapatillas amortiguadas no tiene lesiones de gravedad y puede seguir corriendo por los tiempos de los tiempos, alcanzando o no sus metas, pero feliz de la vida, es lógico que no cambie ¿Para qué? Así, tengamos claro que cuando un corredor llega al minimalismo es porque viene de caer en una lesión detrás de otra, de recuperarse para volverse lesionar, para correr poco después volviéndose a lesionar… no habiendo recibido ayuda práctica ni de médicos ni de fisios ni de podólogos. ¿Cómo no va a seguir corriendo sin amortiguación si su índice de lesiones es mucho menor a cuando iba ‘dragqueen’, a pesar de ser alto/bajo/gordo/lento/rápido?

El objetivo de cualquier corredor es correr. Con amortiguación o sin ella. Con drop o sin él. Esto no es una guerra Santa. Esto no es religión. Muchas veces es experiencia. Y otras, ciencia.