La RFEA no sabe divulgar el atletismo: a vueltas con la selección de maratón

1 respuesta 12-05-2014, Pablo Arqued
FacebookGoogle+Twitter

Ha pasado más de una semana desde que se supiese la lista de seleccionados para el maratón del Campeonato de Europa de Zurich de este verano y la polémica no ha disminuido respecto al equipo masculino. El motivo no es otro que la rigurosidad del criterio de selección impuesto por la Real Federación Española de Atletismo, que no por haber sido señalado hace meses, lo hace más lógico o cabal. O bueno para el atletismo… Así las cosas, hay dos corrientes de opinión: una, los que dicen que los criterios eran los que eran y que en ningún caso eran una sorpresa, y que los no seleccionados podían haberse puesto las pilas. La otra, los que dicen que el error fue poner esos criterios de selección, pues con menos hombres seleccionados, se pierden opciones a la clasificación por equipos. Tanto unos como otros reconocen que Carles Castillejo (Campeón de España), Ayad Landassem (el más rápido en 2013) y Javi Guerra (2h12’21”) son merecidísimos seleccionados. Ese no es el caso.

espana_seleccion_barcelona

La mínima que impuso la RFEA fue de 2h13’ para hombres, ya sea Ramón Cid o Pepe Ríos. Y así han seleccionado. Hasta aquí, todo muy recto, todo muy como si las leyes las aplicase Robocop. Pero todo lógico. Ahora pensemos en que las mínimas impuestas por la organización, la EAA, son mucho más laxas, y que el resto de países, también tienen mínimas mucho más fáciles de alcanzar. ¿El objetivo? Que más de tres atletas puedan acudir a la competición para participar en la Copa de Europa de Maratón. Y es que ya se sabe lo que significa competir en verano: muchas veces, los que van bien en invierno, o en primavera, con temperaturas más suaves, pueden fallar con calor. Además, como recordaba Óscar Fernandez en la web de Marti Perarnau, en los podios de los últimos campeonatos de Europa hay unos cuantos atletas que hicieron más que la mínima exigida por la RFEA.

Comunicar atletismo, crear nuevas generaciones

Podría deciros que se están aumentando las posibilidades a que ganasen otros países. O que España así, se la juega todo a tres hombres, y que con que falle uno no puntuarán. Si bien estoy de acuerdo, eso ya lo han dicho otros blogs y periódicos. Lo que quiero señalar es que cuantos más maratonianos vayan, más posibilidad habrá de que se logren victorias, pódiums y portadas, y más fácil será que los chavales las vean. Y que alguno quiera correr. No tienen sentido esos criterios si se está a favor del atletismo, si se ama al atletismo. Es contradictorio. Da la sensación de que están haciendo caso a periodistas escocidos por muelles sueltos en sus mullidos sillones que moran en la prensa futbolística que creen saber de atletismo y que cuando España hizo un papel, ni más ni menos, acorde con la cantera y con las becas acusan a los atletas de ir de paseo.

José Carlos Hernández, Pablo Villalobos, Eliseo Martín… se os echará de menos. Ya veremos si mucho o poco. También os echarán de menos los niños que hubieran querido ser atletas. Se quedarán sin saberlo. Una pena.

Epílogo

La RFEA, al ser preguntada por los criterios de selección, debería explicar los motivos de poner esos criterios de selección y no sólo recordar cuáles eran los criterios de selección. Así, debería escuchar a los atletas, por mucho que las federaciones regionales les hayan votado democráticamente, (esa democracia perfectamente ordenada para que nada cambie y se conserve todo como está, usada en partidos y organizaciones). Tampoco estaría demás que diera explicaciones a los aficionados al atletismo y a las carreras de fondo de forma amplia. ¿Por qué no llevan a seis atletas si pueden? ¿Por presupuesto? ¿Por futuras críticas? ¿Por que no están preparados? ¿Por dar una imagen de rectitud y seriedad, la cual difiere de la que el atletismo español tiene fuera de las fronteras respecto al dopaje? Sería extraño e ilógico que la RFEA cambiase de postura. Porque sería de sentido común y eso chocaría con su bagaje de decisiones anteriores.

  • José Miguel

    Sólo un apunte, tal y como está todo, quizás le echarán de menos tanto los niños que serán atletas, como los padres maratonianos que luego animarán a sus hijos para que sean atletas