La forma de correr de Jesús España es perféctamente válida para un maratón

Deja una respuesta 11-10-2015, Pablo Arqued
FacebookGoogle+Twitter

Qué manía. Cuánto falso mito preconcebido y qué pocas ganas de reciclarse y de aprender. Y, sobre todo, qué pocas ganas de recopilar datos, de ahondar en lo que es la técnica de carrera, la ergonomía del movimiento de los corredores. Porque ya van unas cuantas entrevistas con el atleta en cuestión, y noticias al respecto, en el que los periodistas preguntan, creyendo mostrar sus hondos conocimientos, si la forma de correr no será un hándicap a la hora de afrontar una distancia como el maratón. Le podían haber preguntado por el estado de sus tobillos tras su parón, o por las series que tenía pensado incorporar en su rutina.

jesús españa, al maratón

 

Hace unos días se conocía la noticia. Jesús España, el que venciese en otro tiempo a Mo Farah en la última recta de la final del 5000 en los Campeonatos de Europa de 2006, anunciaba su salto al maratón, después de haber aceptado que la chispa que una vez tuvo no volverá, la cual es absolutamente necesaria para pintar algo en la distancia corta del fondo en pista.

A pesar de que la vi en as.com, en thewangconnection.com y en elpais.com, me enteré casi a la vez por un tuit del maratoniano Pablo Villalobos y el de Gerardo Cebrián, jefe de prensa de la Federación Española de Atletismo. Y en ese mismo momento, pensé: “Pues de las tres plazas para Río, ya sólo queda una. Porque Javier Guerra ya se ganó la suya y Jesús España se la va a ganar…” y lo manifesté de esta forma, quizás no muy clara: ver tuit.

Si Jesús España, en el maratón de Sevilla de 2016 no logra bajar de 2h 13′, o logra bajar pero otro español hace mejor marca que él, o no llega a correrlo por problemas en el entrenamiento, nada habrá tenido que ver su forma de pisar. Quizás no lo logre porque claudique con las largas tiradas o el alto número de series, ante las que se ha mostrado ilusionado, por cierto.

Otra cosa es que junto con su entrenador, convengan en la necesidad de saltar un poco más corto en cada zancada o no. Pero lo que no va a hacer bajo ninguna condición es modificar su forma de pisar. Ya le advirtieron de algo parecido a  Abel Antón, y hoy día ya hemos visto el estilo de los africanos que ahora dominan el maratón, como bien apunta Carlos Arribas en elpais.com.

En resumen, comparto la opinión de Pablo Villalobos, que vino a decir que ‘el único problema que tendrá Jesús España es el correr muy rápido’.