Kawauchi sigue rompiendo los límites del maratón

Deja una respuesta 02-12-2013, Pablo Arqued

Su deporte no es correr maratones, que también. Lo suyo es correr muchos maratones al año con marcas más que considerables. Con el de este domingo en Fukuoka, en el que hizo 2 horas 9 minutos 5 segundos, lleva 10 en 2013. En dos semanas correrá otro. Además, corrió una de 50 km. Más datos. Es el primer japonés en la historia que baja de 2 horas 10 minutos tres veces en un año. Dice no hacer más de 150 km a la semana (muchos maratonianos de élite superan esa cantidad) y no tiene entrenador. Sigue trabajando de funcionario en un colegio, puesto con el que obtiene el dinero que le permite viajar por el mundo corriendo carreras. No es profesional en cuanto a que no se gana la vida con ello.

Si bien se empieza a decir que recibe material de Asics y alguna que otra ayuda (¡Y qué!), la cuestión es que sigue corriendo a su aire y sigue trabajando de forma intensiva, como en años anteriores. También empiezan a aparecer voces de desconfianza hacia sus métodos, de no creerse al gran corredor japonés, en una especie de “todo el mundo es culpable hasta que se demuestre lo contrario”, frase fascista donde la haya, prima hermana de “todos los atletas se dopan”. Ojo, en este caso esas frases no vienen de profesionales y sí de corredores descreídos de medio pelo que las sueltan en redes sociales, provocando vergüenza ajena. Sólo son rumores de mierda.

Para contextualizar un poco más la grandeza de Kawauchi: Los profesionales de la mítica distancia que esperan representar a su país en la competición internacional veraniega de turno, ya sean JJOO o Campeonatos del Mundo o Continentales, corren tres maratones a l año, a lo sumo tres. De hecho, muchos españoles que esperan representar a España el próximo verano en el Campeonato de Europa en Zurich, está corriendo ahora maratones en busca de bajar de bajar de la barrera de las 2 horas 13 minutos. Corren ahora para que les dé tiempo a recuperar bien y no tener que hacer otra intentona en primavera. Castillejo, Villalobos, Javi Guerra, Lamdasem… Los hay también que no han corrido ahora en otoño para probar un poco antes de la primavera, como José Carlos Hernández, que correrá en Sevilla, donde quizás coincida con Nacho Cáceres.
Bien, pues Kawauchi todavía no ha terminado el año. En breve, volverá a casi morir, con ese rictus agónico, durante 42 kilómetros 195 metros. Y pretende que sea entonces cuando logre su mejor marca del año, su mejor marca personal, pues buscará bajar de sus 2horas 8 minutos 15 segundos, que se ve que ayer no tuvo el día.

Yuki Kawauchi es único, campeón del mundo en una modalidad deportiva en la que sólo puede jugar él. No es un súper héroe ni un semidiós. Es sólo un hombre que de su sufrimiento hace una virtud.

Enlaces de interés sobre Kawauchi:

Yuki Kawauchi, el mejor corredor amateur del mundo,  por Joan Justribó
Yuki Kawauchi y el mito de Sísifo, por Miguel Calvo