‘Ganar un maratón por casualidad’, la última ‘mentira’ publicada por los medios

4 respuestas 03-10-2013, Pablo Arqued

Es bien sabido que el periodismo, en general, no pasa un buen momento en los medios tradicionales, es decir, aquellos que pertenecen a grandes grupos de comunicación, ya sean prensa, radio o televisión. Y el deportivo, que siempre ha andado muy justito salvo excepciones, tanto en España como fuera por mucho que se quiera ensalzar a los extranjeros, no iba a ser menos. Uno de sus actuales males en todas sus especialidades, que se ha potenciado mucho los últimos 15 años con el obligado desembarco de esas cabeceras a internet, es el de no comprobar las fuentes o no pararse a reflexionar ni un segundo ante lo que publican otros. Con honrosas excepciones, el Copy/Paste es el rey (más aún que el contenido). Aquello de buscar noticias está en desuso. El último ejemplo: Una joven que iba a correr la media maratón se equivoca y gana el maratón, ponía el tuit que vi en mi TL, replicando un titular de la web de noticias de Antena 3. Inmediatamente pinché en él, con la idea de encontrar la ‘trampa’, ‘el truco’, es decir, dando por sentado que era un titular gancho con el que el periodista quería adornar la historia.

casualidadmaraton

 

Pues no. Decían lo que querían decir. Y así contaban la noticia tanto en los medios españoles como en otros muchos, agencias incluídas, de diferentes países que habían decidido ‘replicar’ en cadena el original: Que la ‘joven’, de 34 años (quizás no he elegido su mejor foto), iba a correr una media maratón, pero que se pasó el punto en el que los corredores de esa distancia y el maratón se separaban, que decidió seguir corriendo porque delante de ella sólo había dos hombres (según los medios el número varía: dos, ocho, nueve, cinco… ) y que ganó por ‘casualidad’ el maratón en su categoría. Los menos indicaban que tenía pensado correr el maratón de Detroit, para el cual había estado preparándose.

Rápidamente, cogí el nombre de de la ‘joven’ y lo busqué en Google. Después de ver la historia original y llegar a una entrevista en audio con Meredith Fitzmaurice y un texto más extenso, descubrí lo que ya imaginaba: que ya había hecho un rodaje de 32 km hacía algunas semanas, el típico rodaje largo que se hace antes de un maratón, que en la media maratón de Amherstburg, Ontario, no tenía pensado ir a tope, como así lo hizo. Y que al ver que se había pasado el punto que señalaba el camino hacia el final del medio maratón porque iba en modo de velocidad de crucero con cascos de música puestos, decidió seguir corriendo, para hacer una marca de 3 horas 11 minutos y unos cuantos segundos, con la cual logra el derecho a poder participar en el maratón de Boston. ¡Felicidades! Vamos, que estaba perfectamente preparada para abordar los 42,195 km. Y que si ganó, es que no había mucho nivel, porque ese tiempo no está mal para debutar para una atleta popular, pero no para ganar en un maratón medio famoso. Y ya. Y que los dos hombres que llegaron por delante de ella, o los que fuesen, que fueron pocos, no eran prodigios del fondo sobre el asfalto.

Resumiendo: Lo de ‘por casualidad’ es mentira. La ‘joven’ llevaba bastantes kilómetros en las piernas, series incluidas. Y lo de que nunca antes había corrido más de 32 km es lo normal en cualquier debutante de maratón, a menos que no haya leído sobre el tema. Pero todo esto no lo sabía ninguno de los periodistas que copiaron y pegaron. O quizás sí lo sabían, pero lo publicaron para no ser menos, para tener más accesos… Felicidades a todos.

Una cosa: Lo de que el periodismo, en especial el deportivo, no anda muy bien ya lo he dicho ¿verdad?