El bajón en la segunda parte del maratón no es una verdad absoluta: el silogismo erróneo

4 respuestas 07-04-2013, Pablo Arqued

No hay nada peor a la hora de afrontar un maratón que dar por hecho que vas a bajar el rendimiento en la segunda mitad de la carrera. “Es que un amigo de un amigo de mi primo le dijo a mi cuñado que hay que pasar la primera media más rápida que la segunda puesto que en la segunda te da el bajón debido al muro”, he oído una y mil veces. Y el silogismo, la verdad, está erróneamente formulado. Incluso para la segunda parte del temido MAPOMA.

muro1
Replanteemos el supuesto de esta forma, traduciéndolo para que parezca más ¿maniqueo?: Si corro la primera mitad más rápido que la segunda, es decir, un poco por encima de mis posibilidades, entonces, la segunda la correré más lenta que la primera. Normal. Y es que se habla de esas dos mitades como si fueran dos partes aisladas la una de la otra. ¿Es que nadie quiere darse cuenta de que hay una clara relación causa-efecto? Vamos, que si te pasas en la primera, terminarás pagando la osadía en la segunda.

Por eso, cambiemos el supuesto: si corro la primera mitad sin prisa pero sin pausa, en la segunda mitad, habiendo entrenado como es debido, no tendré bajón e incluso ¿por qué no mejorar el tiempo de la primera media?

Correr en ‘negativo’ vs correr en ‘positivo’

Hace poco, el periodista especializado en atletismo Ignacio Romo @ignacioromo66 planteaba la pregunta en Twitter de si se debe correr en positivo el maratón, saliendo a hacer fuerte la primera mitad y resistir como se pueda en la segunda, o se debe correr en negativo, forma en la que aconsejo en este post. Y se llegó a la conclusión de que los profesionales, en busca de una marca o de un buen puesto, deberían correr en positivo, mientras que los populares, por sus características y entrenamientos, deberían hacerlo en negativo.

Hasta en MAPOMA se puede hacer mejor la segunda media

Parece evidente que el duro recorrido de Madrid, con una segunda parte más exigente, te obligaría a perder tiempo en la segunda mitad. La realidad, insisto, es que la mayoría de los corredores lo pierden por mala planificación de carrera y porque dan por cierto el supuesto protagonista de este post.  Veamos, a continuación, marcas que he cogido al azar de MAPOMA 20012, de gente que corrió el maratón de Madrid el año pasado en torno a las 3h, en mi opinión buscando ese tiempo, aunque en algunos casos buscaban claramente el 2h 55. INcluso, registros aún más rápidos. Y al lado, mi valoración:

2:57:53 > 1ª 1:28:18     2º 1:29:35 > Así, sí

2:57:55 > 1º 1:26:38     2º 1:31:17 > Así no

2:58:08 > 1ª 1:26:24     2º 1:31:45 > Silogismo preconcebido…

2:58:52 > 1ª 1:25:31     2º 1:33:22 > Las pasó canutas de forma innecesaria

2:58:48 > 1ª 1:27:56     2º 1:30:52 > Aprobado…

2:58:52 > 1ª 1:24:36    2º 1:34:16 > Malísima planificación

2:59:01 > 1ª 1:30:12   2º 1:28:49 > Matrícula de honor

2:59:13 > 1ª 1:21:48  2ª 1:37:26 > El infierno es esto

3:00:02 > 1º 1:29:11  2º 1:30:51 > Sobresaliente

3:00:48 > 1º 1:26:33   2º 1:34:16 > A repetir curso…

3:01:07 > 1ª 1:27:22   2º 1:33:45 > 4,7, es decir, suspenso

3:01:27 > 1ª 1:27:55     2º 1:33:33 > Igual que el anterior

3:02:25 > 1º 1:26:10   2º 1:36:15 > Y otro más, víctima del silogismo erróneo

La mayoría falló. Os podría decir que no tuvieron respeto al maratón, incluso que quizás entrenaron kilómetros de más. O que no hicieron el entrenamiento adecuado para la marca con la que soñaban. Pero son cosas que no sé. Pero creo firmemente que si hubieran pasado TODOS la primera media en en 1h 30’, casi todos (incluso el que iba a 2 h 45’-50’…, el del infierno), la mayoría de los corredores hubieran mejorado su marca.