Cuando a Google le dé por patrocinar carreras las liebres serán robots

Deja una respuesta 17-12-2013, Pablo Arqued

Antes de que llegue el Apocalipsis, al gigante americano de… de casi todo, esto es Google, también le dará por patrocinar carreras. Seguro. Porque todas las marcas, ya sean de coches, ordenadores, ropa deportiva o clínicas dentales tienen la suya. Por eso, y porque podría ser una acción más de negocio responsable unido a innovación tecnológica, no es descabellado pensar que en su carrera las liebres serían robots, cuadrúpedos o bípedos. ¿Una ida de olla? Puede. Pero es que Google acaba de comprar la empresa estadounidense Boston Dynamics, el mayor fabricante de robots del mundo, el cual trabaja, por cierto para Defensa en EEUU.

Lo de dejar caer que Google podría llegar a ser Skynet, en referencia a la empresa que encuentra restos del malogrado Terminator I en esa película de ciencia ficción y responsable de que en esa Tierra del futuro las máquinas la líen parda, no es mía. La leí en Twitter (@viejomoeb/Ícaro Moyano) y la verdad es que está muy bien traída. En fin. Prefiero pensar que las máquinas nunca serán autosuficientes y que siempre dependerán del hombre, y que nunca podrán saltarse las leyes de la robótica (Asimov).

No obstante, me haría gracias correr detrás de un robot que suena a cortadora de césped y que marcase un ritmo determinado. Sería como el muñequito virtuales de los GPS, pero real. Una cosa, señores de Google: si lo pueden hacer con consumo de energía solar, mejor; ya respiramos la suficiente contaminación como para tener que ir oliendo a gasoil diez mil, veintiun mil o cuarenta y dos mil metros. Gracias.