Creer más en una marca de zapatillas y saber ‘más’ que los creadores de la propia marca (I)

1 respuesta 13-04-2014, Pablo Arqued

Todo auguraba que las Free no serían acogidas por los corredores del mundo para correr. Así, cuando hace unos meses salieron, por ejemplo, las Nike Free Flyknit+, esas que tienen la parte superior como de calcetín, en torno a unos 150 € el par según colores, recomendé en un tuit esperarse unos meses para comprárlas, pues seguramente terminarían rondando los 60€. Y esa previsión es hoy un hecho. Porque las acabo de ver en el Nike Store de San Sebastián de los Reyes a 49€, con la posibilidad de elegir varios colores. Y evidentemente el público se acercaba a ellas, las tocaba, alucinaba y las soltaba en favor de unas Nike de turno súper amortiguadas: Las Pegasus y sus primas lo siguen petando. Normal… nike_flyknit

En las religiones pasa mucho. Así, sus creadores ponen unas normas de inicio. Después con el paso del tiempo las van modificando y adaptando al paso de los tiempos, a las costumbres, a las leyes… Lógico. Pero siempre llega el día en el que si no se andan con cuidado un grupo de creyentes les puede llegar a decir a los creadores ‘Eh, esas normas que decís son incorrectas, lo bueno era lo de antes, nos da igual que las hayáis inventado vosotros ¿No vais a decir a nosotros, que somos verdaderos creyentes, cómo tenemos que creer?’. Los creadores, en ese punto, nunca podrán decir ‘pero si esa religión me la he inventado yo, por tanto yo me invento las reglas’…

Ahora, a Nike le pasa algo parecido. Llevan tantos años haciendo marca, gastándose tanto dinero en la cámara de aire, tanto en el tema de la amortiguación, tanto en avances tecnológicos, tanto en aleccionar a sus fieles que estos son incapaces de creerse el tema del minimalismo de las Free.

“Ya… A mí me van a engañar…”

Hoy, en la tienda, decía un hombre con buena planta de correr: “Bah, los de Nike están equivocados con las Free. A mí me van a engañar”. “A nosotros venirnos con esas”, le replicaba su colega, de piernas depiladas para continuar afirmando un rotundo “Nadie sabe más de amortiguación que yo”.

Ya. Que los de Nike han hecho una gran campaña. Sí, pero no de forma correcta. Han vendido producto olvidándose de hacer marca, o de cambiar el posicionamiento de la marca. ¿Qué atributos quiere tener Nike para ser considerada como marca, unos que sean contradictorios? Por tanto, para sus acólitos, suenan falsos, engañosos, confusos. Y lo que es peor, el excesivo drop, (todavía) de la mayoría de sus Free hacen que los minimalistas renienguen de ellas.

Para finalizar, una cosa os digo: me encantan las Nike Free Hyperfeel, con muy, muy poquito drop. Ahora valen alrededor de 180 €. Me esperaré…