Correr con sandalias, lo más parecido a hacerlo descalzo

6 respuestas 09-06-2014, Pablo Arqued

Es curioso cómo una cosa llevó a la otra, y esa otra fue llevando a esto. Me explico, aunque antes pido perdón por argumentar con una experiencia personal, si bien algunos me habéis preguntando de dónde vengo. Que voy: Recuerdo cuando me hicieron mis primeras plantillas a medida. “Ves?, mira, como al correr entras de talón, este material te va corrigiendo la pronación y estabilizando tu pisada”, me dijo Argimiro, el podólogo. Lo cierto es que los beneficios a corto y medio plazo, fueron máximos, pues dejé de lesionarme con frecuencia y volví a correr maratones. Pero pasaron los años y empezaron a aparecer dolores en las rodillas y en las caderas, y nuevas lesiones. Me dolía todo. Pero a finales de la década pasada empecé a investigar, centrándome en cómo corrían los profesionales y en qué podía aprender de ellos el ámbito popular. Y qué no. El caso es que descubrí que hacían ejercicios específicos para mejorar la ergonomía de carrera. O que hacían ejercicios descalzos.

enixsandals

Lo siguiente que me sorprendió es que si tendías a pisar forefoot o con los metatarsos antes que con el talón, las plantillas a medida dejaban de cumplir su función y se convertían en un objeto prescindible a la hora de correr. Pero antes de tomar ese camino, modifiqué, poco a poco, mi técnica de carrera. Dolores de sóleos, gemelos cargados, agujetas en músculos que nunca antes me habían dolido… (varios meses)… adiós a los dolores de rodilla, fuera con las molestias de cadera o de espalda.

Dismetría entre las piernas: ¿corregirla sí o no?

La dismetría que tengo de más de un centímetro entre una pierna y otra, nunca me había permitido correr con un estilo bonito aunque sí hacer mis mejores marcas. Con la espalda como una “s”, metiendo la rodilla de la pierna larga (algo que sigo haciendo) y con una anteriorización de la cadera importante iba como una moto en aquellos primeros años. Hasta que tuve una rotura en la parte de la pelvis, que unos cuantos traumatólogos de renombre calificaron de pubalgia o más comunmente llamada osteopatía de pubis.

Después de dar mil vueltas durante más de un año di con el osteópata Marcial “eres el más grande” de Gracia Muñoz (otro día os hablaré de él). Me hizo andar, me examinó, y me dijo: “Ponte de momento este alza/cuña en la pierna que veo que tienes corta” y en un mes vienes a verme. Fue entonces cuando la cadera volvió a su sitio y la espalda se alineó. Así, la rotura por la parte del pubis pudo volver a su sitio con un par de sesiones de Marcial. A todo esto, esos traumatólogos quisieron operarme a toda costa. Por suerte, nunca lo vi claro, porque nunca me decían exactamente el porqué de querer operarme. Más adelante fue, como ya he dicho cuando llegué a las plantillas a medida.pies_descalzos

Si bien ya no llevo plantillas, sí llevo un alza de 5mm para corregir algo de esa dismetría que tantos problemas me causó en el pasado.

Quizás, si desde el principio hubiera tenido la gran técnica de carrera que tengo ahora (dese hace unos años corro minimalista) nunca se me hubiera producido aquella rotura. O quizás sí se hubiera producido. Por eso, aunque ya no caiga de talón, la sigo llevando. Y por eso no puedo correr muchos km descalzo. Más de 3 me produce problemas en la cadera y se me refleja en aquella lesión de hace ya casi 15 años. Y por eso corro con sandalias (Enix Sandals o Luna Sandals, en mi caso), aunque también sigo con zapatillas minimalistas.

Sólo conozco unos pocos casos como el mío de gente a la que las lesiones no se les han curado hasta que no han corregido esas dismetrías. Aún así me parecen suficientes como para aconsejar corregir algo de una dismetría superior a 1 cm.