Corre por tiempo, no por distancia

1 respuesta 20-03-2013, Pablo Arqued

Una vez más hay que tirar de sentido común, que es justo lo que nos falta a todos cuando comenzamos a correr. Y es lógico. Porque cuando empiezas a correr, normalmente lo haces con el objetivo de correr una carrera. En tu mente está fuertemente arraigado el sistema métrico, y nos invitamos a nosotros mismos a medir nuestros entrenamientos en metros. El día que me explicaron el porqué es conveniente entrenar por tiempo, además de alucinar, no terminé de creérmelo. Como cuando me dijeron que para correr una media maratón, 21 kms y poco, no hace falta haber corrido nunca 21 kms y poco.

ssv12_de_caza650

El silogismo ‘si tengo que correr una media maratón (21 km), entrenando tendré que correr 21 kms’ no funciona en esto del running. Otra cosasería un ‘diezmil’. Muchos entrenamos distancias superiores para afrontar con garantías esos 10 km a ritmos exigentes. Pero esto es otra historia.

Pongamos el foco en el titular y sentemos las bases. Si entrenamos por tiempo y no por distancia, es decir, planificamos entrenamientos de 50′ y no de 10 km, estaremos ayudando a nuestro organismo a hacer entrenamientos más acordes, en principio, a su estado. En 50′, por ejemplo, habrá días que heremos más distancia y otros menos, aunque corramos empleando la misma energía o habiendo comido lo mismo. (Casi) Nunca se está igual un día respecto a otro. En el caso de que tuviéramos uno de esos días malos y nos obligásemos varios días a hacer una determinada distancia, estaríamos sometiéndonos a un estrés innecesario que podría terminar en lesión.

El concepto de ‘entrenamiento defensivo’ en los corredores populares

Como la conducción, el entrenamiento debe ser defensivo. Mental y físicamente es más fácil estar un determinado tiempo corriendo (puedes ir más lento ‘si no tienes el día’), que hacer una determinada distancia, de la cual, no hay forma de escapar. Además, los planes de entrenamiento, por tiempo, tienen en cuenta a partir de qué minutos empieza a acelerarse la quema energética así como la deshidratación. Hoy se sabe que los corredores populares que entrenan por distancia, son más propensos a lesionarse y llegar quemados a las carreras, que los que entrenan por tiempo. Esto está en la línea de a las carreras es mejor haber entrenado ligeramente de menos, que ligeramente de más.

Hasta los corredores populares más sobresalientes, a pesar de hacer el cómputo de kilómetros al final de la semana (para no perder la perspectiva), corren por tiempo.