Para encontrar unas ‘buenas’ zapatillas para correr hay que probar muchos pares

1 respuesta 08-06-2013, Pablo Arqued

Malas noticias. Javi, el enteradillo de las carreras populares de tu trabajo no será capaz de hacerte una gran recomendación al respecto. Tampoco tu amiga Daniela, con el mejor tiempo de su manzana en la pasada San Silvestre Internacional. Ni si quiera tu tío Paco, ese que ha corrido mil y un maratones por medio mundo. Y es que, aunque hayan corrido mucho y sepan de correr, en realidad no saben de zapatillas. Es decir, mi experiencia me dice que nadie sabe de zapatillas, ni si quiera los profesionales del asunto, ni los propios diseñadores. Ni esos probadores de revistas especializadas. Sí, aquellos que son capaces de escribir más de cuatro párrafos, o incluso treinta y cinco sobre un modelo de zapatilla. Bla bla bla bla.

zapatillas

A ver: sí saben de zapatillas. Se saben muchas de memoria, marcas de las cuales no habrás oído hablar. Son capaces de decirte sus características y drop (inclinación entre talón y metatarsos) de memoria, precios y puntos de ventas. O los atletas que les ayudaron a diseñarlas y su historia. Pero nunca sabrán la que te va bien a ti. Alguno se aproximará. Y puede que los haya con suerte y que acierten. Pues eso, que habrán tenido mucha suerte al acertar.

Buenas para uno y malas para otro

Por eso, y salvo excepciones (probleas de lesiones, pisada excesiva de talón…), no suelo recomendar zapatillas. Tampoco me caso con marcas. Nike, Asics, New Balance, Saucony, K-Swiss, Newton, Adidas… de una misma marca las he tenido que me han gustado y que las he odiado. Ahora, rara vez me llevo sorpresas desagradables al comprar un par. Supongo que serán los años.

Sólo la propia experiencia te ayudará a ver cuáles pueden irte bien y cuáles no. También a ser intuitivo. En fin, que si llevas poco corriendo, esto es una mala noticia. Ya sabes: sigue con esto de correr y la convertirás en buena.