Cómo aproximarte a la técnica de carrera del gran Carles Castillejo

1 respuesta 14-05-2016, Pablo Arqued
FacebookGoogle+Twitter

Hace unas semanas el maratoniano español Carles Castillejo, quien representará a España en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en la mítica distancia como ya lo hiciera en los de Londres, compartió una fotografía de sus plantillas vistas desde arriba (las de la izquirda de la imagen) tras proclamarse por tercera vez en su carrera campeón de España de maratón. En ellas se puede observar por el desgaste cómo para amortiguar en cada zancada, su pie supina, es decir, que busca que el primer contacto con el suelo sea con el exterior del pie y en la mitad delantera. Después, su tobillo pronaría para continuar con la amortiguación y el posterior despegue.

plantillas de Carles Castillejo vs sandalias para correr

La imagen de la derecha corresponde a una fotografía de las suelas de unas sandalias gastadas por mí durante más de 2.000 kilómetros. Por cierto, siguen activas. La cosa es que si bien mi poca pericia a la hora de fotografiarlas con luz en un lugar interior no permite ver dónde están más desgastadas, os aseguro que la respuesta la estarían dando los óvalos que he añadido. Viendo las sandalias de perfil, también al tacto, se observa que esa zona está mucho más fina que el resto de las sandalias debido al desgaste.

Alguno podría indicar, viendo esto que mi zona de pisada está más adelantada que la de Castillejo, pero es que las sandalias se llevan ajustadas y no hay que dejar espacio entre los dedos y la puntera, algo que sí sucede con las zapatillas, más estrechas, si no quieres perder las uñas de los pies al golpear estas con la puntera.

Va hacer casi tres años desde la última vez que hice ejercicios de técnica de carrera, justo cuando comencé a correr con sandalias. Y los dos años anteriores a esos tres años estuve corriendo con zapatillas minimalistas. La cosa es que mi técnica de carrera no ha empeorado, si no todo lo contrario, tanto en relación a las lesiones como a mi rendimiento. También en mis movimientos, evidentemente, ya que las zapatillas acolchadas y con drop no te invitan a correr bien, lo cual sería caer de metatarsos o ‘forefoot’.

Conviene recordar que hasta hace 6 años talonaba como un bailador ruso y me lesionaba más que Bale y Prosinescki juntos…

Cuanto menos inclinación del calzado y menos separación hay entre el pie y el suelo, mayor es nuestra capacidad para amortiguar de forma natural

Os diré que no soy una excepción. No soy un caso aislado. Cuando revisas las sandalias de otros corredores que eligieron hace tiempo está opción de protección para sus pinreles observas que su desgaste es similar. Y sus experiencias, parecidas.

Si bien me puedo imaginar el porqué de que Carles Castillejo corra tan bien (no ha perdido la capacidad innata de carrera al haber seguido corriendo desde niño, entrenamientos duros tanto de técnica como de fuerz,…), cada vez tengo más claro el porqué el 92% de los corredores populares de una maratón apoyan de talón al correr y un 75% lo hacen por delante de su centro de gravedad (datos extraídos del libro ‘Por qué corremos’).

La pregunta es: ¿Quieres correr de la forma más óptima, para la cual estaba preparado tu cuerpo antes de que le forzases a hacerlo de la forma en la que te obligaban las zapatillas con amortiguación? pues ya sabes, si mental o culturalmente no quieres hacerlo descalzo, por el qué dirán o por miedo, recude tu drop y tu amortiguación. Y empieza corriendo distancias muy, muy pequeñas.