Bajadas en trail running: acorta los pasos y controla la velocidad

Deja una respuesta 27-03-2016, Pablo Arqued
FacebookGoogle+Twitter

Acortar los pasos en las bajadas de trail running, es decir, revolucionar las zancadas, te permite reducir el peso de tu cuerpo, y luchar contra la gravedad, en cada zancada. O zancadita. También te permite controlar la velocidad, la cual, si aumenta demasiado cuando la inclinación es muy pronunciada, te impide controlar la situación. Y en los senderos de montaña recuerda que no hay zonas de desaceleración como las de las autovías para camiones. Si bien es cierto que en este caso el pisar con la parte delantera del pie pudiera no parecer lo más importante, sí que evita la probabilidad de esguinces, más que habitual en este tipo de situaciones y terrenos.

Bajadas en trail running

Apuntaba un lector en la página de Facebook de Running Consulting que en montaña no hay que obsesionarse con la pisada. Si bien no le falta razón, conviene recordar que cuando uno interioriza la mecánica de no talonar, tras un trabajo de fuerza en cuádriceps, gemelos y sóleos, le sale de forma natural.

Una de las ventajas de pisar con el pie plano o con la parte delantera del pie, también en la montaña, frente a caer de talón, es que ante una irregularidad del terreno, el corredor puede corregir ligeramente el apoyo con rapidez y evitar una torcedura de tobillo que suponga un calvario en medio del monte. Además, obliga al corredor a acompañar a los pies como un surfero, encontrando natural ir un poco agachado y ligeramente echado hacia adelante, mejorando el equilibrio.

Otra cosa es que esa técnica requiera bastante práctica y trabajo. ¿Pros? ¿Contras? Cada uno deberá valorar si la cuenta le sale positiva.