Archivo por meses: octubre 2015

Aquella gran carrera: san silvestre vallecana de 1997

3 respuestas 25-10-2015, Pablo Arqued
FacebookGoogle+Twitter

Fue una carrera especial. La ganó uno al que entonces se le conocía como el africano de Vallecas y que tiempo después, al poco de pisar los talones al mismísimo Grebreselassie en un 3.000 de un campeonato del mundo en pista cubierta, fue sancionado por doping. Pero esto que acabo de contar, es una simple anécdota. Y es que si fue una gran carrera para mí es porque fue la carrera que mejor he corrido en mi vida, y mientras la corría, sufría y disfrutaba, de alguna forma iba intuyendo lo que significaría para mí, aunque hasta unos pocos años después no tuviese la certeza de ello: nunca más haría una prueba como aquella.

dorsal de la San Silvestre Vallecana 1997

Sigue leyendo

La forma de correr de Jesús España es perféctamente válida para un maratón

Deja una respuesta 11-10-2015, Pablo Arqued
FacebookGoogle+Twitter

Qué manía. Cuánto falso mito preconcebido y qué pocas ganas de reciclarse y de aprender. Y, sobre todo, qué pocas ganas de recopilar datos, de ahondar en lo que es la técnica de carrera, la ergonomía del movimiento de los corredores. Porque ya van unas cuantas entrevistas con el atleta en cuestión, y noticias al respecto, en el que los periodistas preguntan, creyendo mostrar sus hondos conocimientos, si la forma de correr no será un hándicap a la hora de afrontar una distancia como el maratón. Le podían haber preguntado por el estado de sus tobillos tras su parón, o por las series que tenía pensado incorporar en su rutina.

jesús españa, al maratón Sigue leyendo

Los excepcionales maratonianos españoles de los 90 no tienen herederos

2 respuestas , Pablo Arqued
FacebookGoogle+Twitter

En España, los mejores maratonianos de los noventa eran mejores que los que llegaron después. La selección natural podía ser una de las causas, esto es que los primeros venían de una cultura de atletismo mucho más arraigada que la que llegaría después en las categorías inferiores, y a la élite llegaban realmente los mejores: más niños corriendo, mayores posibilidades de descubrir cualidades para el deporte rey. Otra, pensarán algunos, podría ser la mayor laxitud, por ya sea por incapacidad o dejación, de los controles antidoping. No hay que olvidar que había grandes especialistas en medicina deportiva, como Sabino Padilla o Nicolás Terrados o Eufemiano Fuentes. Más: diferentes tipo de entrenamientos. La penúltima razón podría ser las becas: el empuje que se dio para el 92 quizás habría tenido su efecto en la década siguiente. Y la última, evidentemente, la diferente naturaleza de los atletas (tiene que ver con la primera), como diferencias antropométricas y capacidades biométricas, técnica de carrera… lo que vendría a definirse como la esencia del súper diesels: sin una excelente velocidad punta, aunque con la capacidad de llevar una muy buena velocidad mucho más rato.

excepcionales-maratonianos- Sigue leyendo